jueves, 31 de octubre de 2013

La vida, como ya he dicho es una GRAN jugadora, hoy o hace poco, me demostró que puede hacerte daño tan rápido que ni te das cuenta, que risa, suena raro  pero me rió, creo que la voz cuerda ya no esta.
Esta solo lo otro, ya me iré a la mierda, o me quedare enterrada en ella.
Mañana iré a comprar pastillas de esas que te quitan el hambre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Restando.

Hace días quería escribir acá en el blog pero no pude porque no tenía ánimos o no tenía Internet, estos días han sido un desastre partiendo ...